jueves, 27 de febrero de 2014

IESA Escuela de Gerencia | Diplomado en gerencia de operaciones

IESA Escuela de Gerencia | Diplomado en gerencia de operaciones

Reduce la incertidumbre, maximiza la productividad y rentabilidad. Adquiere
herramientas para llevar a cabo procesos de mejora continua que te ayudarán a
mantener el estándar de excelencia de tu organización, generando ventajas
competitivas que añaden valor al negocio desde el área de operaciones.




Contenido



  • Estrategia y planificación de operaciones
  • Gestión de inventarios
  • Gerencia de servicios
  • Gerencia de compras
  • Gerencia de procesos
  • Procesos de mejora continua
  • Redes logísticas
  • Enfoque "Lean"
  • Sistemas de información
  • Seis Sigma
  • Gerencia de crisis










domingo, 13 de octubre de 2013

martes, 10 de septiembre de 2013

Planta "Josefa Camejo" Peligro Inminente por contaminación sonora.




Planta "Josefa Camejo" Peligro Inminente en la parroquia Judibana y sus zonas adyacentes.

Al numeroso grupo de agentes nocivos que emite la Planta como son; los gases, el oxido de azufre, el sulfuro y otro elementos químicos muy contaminantes, para los perjudicados y "Ya desesperados" habitantes de Judibana, principalmente los niños, abuelos y enfermos, puede afirmarse que en este caso de contaminación o como fue el efecto causado por la trágica explosión de los tanques, algunas personas padecieron de una “alergia nasal”. Pero hoy me quiero referir particularmente y en especial al caso de la planta Termoeléctrica “Josefa Camejo” (vibración y sonido constante), que además produce otro tipo de contaminación, tan grave como la contaminación química, debida al quemado de combustibles, es a mediano plazo también insalubre para todos los habitantes de la comunidad de Judibana e inclusive empleados de las Instalaciones más cercana como: Makro, Hafran, Petro Advance, Mourik y residentes de urbanización Villa Araya entre otros: es la contaminación acústica o sonora, que con el tiempo daña en forma irreparable el sentido de la auditivo, y se la señala además como desencadenante de afecciones cardíacas y alteraciones psíquicas.

 

Como puede verse, casi no hay actividad humana con alguna manifestación energética que no derive en cierto daño a la naturaleza, con consecuencias que perjudican también a los habitantes de los sectores que formamos parte del entorno y de esta Instalación por demás “inconsulta y estratégicamente mal ubicada” planta, causante a su vez de estos daños sonoros. Cuanto mayor es el consumo de energía, mayor en general son los perjuicios ocasionados. Esto implica que hasta tanto no se repare el daño que presenta la turbina (falta de calibración), o se desarrolle una política técnica donde intervenga los representantes de la comunidad, Gerentes de empresas afectadas, alcaldía, gobernación e incluso Pdvsa y se adopte una postura seria, responsable y profesional, capaz de afrontar la problemática para designar un comité especializado en la búsqueda de una solución y formas menos contaminantes para tal fin. Por otra parte que desde ya reduzcan al mínimo posible los sonidos y vibraciones continuas de energía contaminante actual producida por la planta.

Afecciones a la salud física y psicológica que produce la contaminación acústica de la planta termoeléctrica Josefa Camejo:

.- Una exposición continua y prolongada al ruido provoca una pérdida de agudeza auditiva o incluso sordera.

.- Sobre el sistema nervioso se pueden producir desde efectos pasajeros como irritación, fatiga, dolor de cabeza o falta de concentración, hasta enfermedades más graves como depresiones, ansiedad, estrés o insomnio.

.- Otros posibles efectos afectan al sistema cardiovascular (aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial), al control muscular, al sentido del equilibrio, entre otro.

La intensidad sonora se mide en belios o en su submúltiplo el decibelio (dB). El ruido empieza a producir efectos dañinos sobre las personas al sobrepasar los 65 dB; por encima de 120 dB la sensación es dolorosa. Además de la intensidad, hay que tener en cuenta la frecuencia del sonido, ya que resultan más molestos los ruidos en los que predominan las frecuencias altas (más agudos).

 

Esto solo es el inicio de lo que podría terminar como una cadena de complejas afecciones para la salud, de todos los habitantes de la comunidad y todo su alrededor, incluyendo los que hacen vida en actividades de trabajo. Estamos seguro que con voluntad y atención especial de parte del gobierno, se obtendrá una solución en corto plazo, que satisfaga y haga feliz y saludable a

los habitantes de la comunidad, en un ambiente lleno de armonía, paz y tranquilidad.

 

 

Por:

Alfredo J. Salazar B.

alflatin@hotmail.com